Caos impide la superar crisis carcelaria en Colombia

1
sistema carcelario de Colombi

Carcel de Valledupar

Bogotá. El Caos impide la superar crisis carcelaria en Colombia, dijo la Contraloría General de la República sobre el manejo administrativo de la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios –USPEC, al culminar una auditoría que permitió encontrar hallazgos por $47.399 millones de pesos y al final de la cual se reprobó la gestión y los resultados presentados por la entidad respecto a la vigencia fiscal 2015.

La conclusión del organismo de control es que, a pesar del esfuerzo del Gobierno Nacional en destinar recursos para enfrentar el Estado de Cosas Inconstitucional reiterado por la Corte Constitucional, la USPEC no cumplió con las acciones que tiene a cargo como responsable principal de la ejecución de los recursos destinados a la atención de la población penitenciaria y carcelaria del país.

“El Estado Inconstitucional de Cosas en materia carcelaria no se encuentra superado, por cuanto las inversiones realizadas no han podido generar las condiciones mínimas para que se cumplan los objetivos del sistema penitenciario y la metas que la USPEC debía ejecutar no fueron materializadas, encontrando la Contraloría que la crisis humanitaria que vive el sistema se ha agudizado por cuanto el nivel de hacinamiento ha aumentado”, señaló el Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón.

En la auditoría a la USPEC se establecieron 72 hallazgos administrativos, de los cuales 24 tienen presunto alcance disciplinario, 3 presunta connotación penal y otros 3 posible alcance fiscal.

Graves deficiencias contractuales

La Contraloría encontró serias deficiencias en materia de ejecución de contratos de obra pública, dirigidos a la creación de nuevos cupos, que impiden el recibo oportuno del objeto de las inversiones.

Continúa pendiente la recepción de bienes y servicios con cargo a los presupuestos de tres vigencias (2013, 2014 y 2015) por $313.647 millones de pesos.

Son notorias las deficiencias en materia contractual, en el tema de obra pública:

Se adjudican procesos y se celebran contratos sin especificaciones completas, las que sufren múltiples variaciones dentro de los plazos iniciales, lo que lleva a su vez que los plazos pactados inicialmente se prorroguen 2 y 3 veces más, restando fundamento a la urgencia con la que fueron suscritos, varios de ellos en razón a la declaratoria de Emergencia Carcelaria de 2013.

Debido a las graves deficiencias en la estructuración y ejecución de algunos de los contratos de obra celebrados en virtud de la Emergencia Carcelaria de 2013, que han llevado a que a la fecha ninguno de ellos haya culminado, en especial los relacionados con la construcción de Establecimientos Penitenciarios en Buga, Tuluá, Girón, Espinal, Ipiales e Ibagué, programados para la generación de 4.080 cupos,  el Contralor Edgardo Maya Villazón ordenó la realización de una Actuación Especial de Fiscalización.

El objetivo de esta Actuación será verificar el avance real de las obras, el cumplimiento de los requisitos por parte de los contratistas, el adecuado registro contable de los recursos involucrados y en general, la adecuada gestión fiscal de los recursos involucrados en estas obras.

En lo que respecta a los contratos de obra suscritos en 2015, que tienen por objeto el mantenimiento, mejoramiento y conservación de la infraestructura física general de establecimientos penitenciarios y carcelarios a nivel nacional, estos tuvieron un anticipo del 40%, sin que ni los estudios previos ni técnicos vislumbraran los fundamentos que tuvo la USPEC para determinar dicho porcentaje de anticipo, pues no todos los contratos tienen el mismo valor y objeto, ni tampoco igual grado de riesgo y dificultad en la ejecución.

Muy lenta implementación del nuevo sistema de salud

Se evidenció también una excesiva lentitud en la implementación del nuevo sistema de salud, que agrava la condición de la población que requiere atención especializada.

Al evaluar la ejecución del contrato de Fiducia No. 363 de 2015, suscrito para la prestación del servicio de salud a población penitenciaria, se determinó que desde el inicio del año 2016 y con corte a abril 30, los internos de alto costo tales como los que padecen VIH, tuberculosis, renales, hepatitis, cáncer entre otros, no habían recibido asistencia médica ni medicamentos, lo cual agrava su situación clínica.

Igualmente, ni CAPRECOM ni el Consorcio Fiduciario Fondo de Atención en Salud PPL 2015, realizaron contratación con IPS para prestar el servicio de urgencia a los internos, pues al momento de la visita sólo contaban con cartas de intención con los hospitales del Estado, las cuales se encontraban vencidas o el hospital no tenía el servicio requerido.

Acerca del Autor

Comunicador Social Vallenato. Licenciado en Filosofía, Investigador. Medios: http://larazonvallenata.com . Radio Guatapurí, Antena Cívica.