La feligresía católica de Valledupar está de fiesta

1
Pablo Salas Antelíz

Arzobispo Pablo Salas Antelíz

Por: José Atuesta Mindiola

La feligresía católica de Valledupar está de fiesta por el nombramiento de Monseñor Pablo Salas Antelíz dearzobispo de la arquidiócesis de Barranquilla.  Un acontecimiento histórico para la comarca vallenata. El nuevo arzobispo es ejemplo emblemático de un joven humilde que hizo realidad sus metas de superación, porque comprendió que estudiar es una envidiable oportunidad para aprender a conocer la liberadora influencia en el reino del espíritu que produce satisfacción personal y provecho para la comunidad con la cual se trabaja.

Su padre es Melquiades Salas Carrillo, nativo de El Plan, hijo de Melquiades Carrillo y de Magdalena ‘La Nena’ Salas, sobrina de Sara María Baquero Salas, la matrona de la dinastía musical de los Zuleta. Su madre era Edilia María Antelíz Bayona, nativa del Convención (Norte de Santander), hija de Carmelo Antelíz y Ana Bayona, quienes llegaron a Valledupar en la década de 1940. Melquiades en su juventud fue guitarrista, cantante y poeta, y cuando conoció a Edilia María quedó deslumbrado con su elegante hermosura, y fueron muchas las serenatas para conquistar el corazón de esa bella dama de fina estampa que portaba la sonrisa del mar en sus ojos.

Pronto se unen en matrimonio y en el barrio ‘El Carmen’ edifican su hogar. Él, con la responsabilidad de padre se perfecciona en el arte de ebanistería y educan con sentimientos cristianos a sus hijos: Matilde, Gustavo, Pablo, Melkys, Astrid y Jairo). La iglesia quedaba cerca de su casa. El niño Pablo desde pequeño se inclina por la vocación religiosa, y el sacerdote Rafael Daza Diaz lo motiva a seguir los senderos de la fe y la formación apostólica. Mientras los niñosiban a jugar al parque en los fines de semana; Pablo se iba a desempeñar los ritos de sacristán.  Su madre Edilia María, una católica ferviente, elevaba sus plegarias a Dios para que iluminara los caminos de su hijo.

Una vez termina el bachillerato en el colegio Loperena se va a estudiar en el Seminario Mayor de Bucaramanga, y es ordenado sacerdote en 1984 (2 de diciembre), e incorporado a la Diócesis de Valledupar. Después realiza estudios de especialización en Filosofía y Ciencias Religiosas en la Universidad Santo Tomás de Bogotá, y en la Universidad Gregoriana de Roma se gradúa en Teología Dogmática.  En sus años de apostolado ha sido: sacerdote de la iglesia Santo Cristo de Mariangola, párroco de San Francisco de Asís de La Paz y capellán de la Normal María Inmaculada de Manaure, párroco de la Inmaculada Concepción de Valledupar y capellán del colegio Instpecam, anciller de la iglesia Catedral de Nuestra Señora del Rosarioy profesor de Teología Dogmática en el Seminario Juan Pablo II de Valledupar.

El 24 de octubre de 2007 fue nombrado Obispo de la Diócesis de El Espinal, y desde el mes de octubre 2014, Obispo de Armenia. Este 14 de noviembre fue nombrado arzobispo,jerarquía superior que significa jefe de los obispos, de la Arquidiócesis de Barranquilla. El arzobispo Pablo con su apostolado está legitimando las orientaciones del padre Rafael Daza Diaz y los sueños de su madre, que hoy es una estrella en la diestra del Padre Celestial.

Décimas 

Estas es elogio que, en estilo Décimas, el poeta José Atuesta Mindiola le dedica al Arzobispo de Barranquilla Pablo Salas Antelíz, oriundo de Valledupar.

I

La feligresía de aquí

elogia de maravilla,

Arzobispo en Barranquilla

Pablo Salas Antelíz.

Valledupar muy feliz

celebra con regocijo,

y felicita a este hijo

de evangélica misión;

Pablo por su vocación,

el Redentor lo bendijo.

II

Fue nombrado Monseñor

primero en El Espinal,

y en Armenia siguió leal

al mandato del Señor.

Este admirable pastor

sacerdote misionero,

es hijo de un carpintero

y de una humilde mujer.

Como el sol de amanecer

brilla de fe en el sendero.

III

Su madre Edilia María

muchas veces ella soñó

que los caminos de Dios

su hijo Pablo escogería.

En su primera eucaristía

muy feliz estuvo ella;

hoy es una santa estrella

a la diestra del Señor,

y su hijo con tierno amor

recuerda a su madre bella.

IV

Con sólo escuchar su nombre

uno ya piensa en San Pablo

y en Él que nació en un establo

para salvar a los hombres.

Nadie extrañe que me asombre

porque soy hombre cristiano,

Pablo es para mí un hermano

ejemplo grande de fe,

su padre es como  José

ebanista veterano.

Acerca del Autor

Comunicador Social Vallenato. Licenciado en Filosofía, Investigador. Medios: http://larazonvallenata.com . Radio Guatapurí, Antena Cívica.

1 comentario

  1. Tarcisio Morales Hernández on

    Excelente las décimas en homenaje a Monseñor Pablo Salas. Excelente capacidad de síntesis,