Esto es lo que Andan Diciendo en Valledupar y Colombia

0
Lo que Andan Diciendo en Valledupar y Colombia

Gelver Cardenas, Diputado del Cesar

Que el Diputado Gelver Cárdenas, campeón del ausentismo, como buen cliente de la casa de apuestas del Cesar, todos los meses se gana un chance de 12 millones de pesos: pues casi nunca asiste a las sesiones pero el sueldo se lo pagan completico.

Que será porque las venezolanas prestan todo tipo de servicios en los semáforos que en el Cesar ha aumentado la violencia contra la mujer colombiana o es que cada día son más camorreras.

Que el diputado Julio Casadiego como que recibió una llamada el Cielo para cambiar de decisión para las elecciones presidenciales: un día dijo que estaba con Petro y al día siguiente ya estaba con Duque. Como dicen en Chiriguaná: Marica el último…

Que mientras Donald Trump y Kim Jong firman pactos de civilidad para evitar un ataque al mundo con armas nucleares, aquí en Colombia estuvimos a punto de armar la guerra porque se alborotó un paraco de  abejas africanas que le quiso dar la bienvenida a sus colegas en La Loma.

Que la campaña a la Presidencia de Colombia que termina hoy ha sido una campaña sucia, llena de señalamientos desafortunados y tremendistas. Tanto que en varias declaraciones públicas y en pautas publicitarias se ha pintado al opositor como el enemigo, un supuesto representante de una amenaza para la estabilidad de la nación. Lo que quiere decir que con cualquiera de los dos que salga elegido estamos en peligro.

Que llama la atención que las obras de re construcción del Patinódromo de Valledupar, que lo hicieron nuevo en el mismo terreno, y el retoque a la Plaza Alfonso López, que al parecer es cambio de look, cuesten los mismos 8 mil millones de pesos. En algunos de los dos hay una verdad y una mentira…

Que el vencimiento de términos, lo que le ha dado la libertad a tantos delincuentes en Colombia, es un recurso que tienen las bandas del poder judicial para ganarse su bojote de plata como ha sucedido con la libertad de Oneida Pinto que se cansó de echarle plata a su mochila en La Guajira.

Que en nuestro país la inventiva para el engaño no conoce límites. Para muestra, el botón de lo que ha sucedido en la Universidad del Magdalena, donde varios aspirantes a un cupo en la institución fueron suplantados, el día del examen de admisión, por estudiantes aventajados de varias universidades del país con el fin de asegurarse una buena nota en la prueba. Un operativo policial realizado el día del examen condujo a la captura de dos profesionales y 14 estudiantes, de los cuales al menos tres son beneficiarios del programa Ser Pilo Paga. Lo que quiere decir que aquí en Colombia: hasta el más inteligente, por plata, se la “caga”.

Que en todas las universidades de Colombia existen las “mulas académicas” que aprovechan la oportunidad de ganar un dinero con sus conocimientos estudiando para todos los burros que se matriculan que luego se titulan como profesionales sin siquiera saber cuántas letras tiene nuestro alfabeto. Imagínese usted la changonga de las universidades virtuales.

Que a pesar de las campañas y la rasgadura de vestiduras de las autoridades en Colombia son escandalosos los casos de violencia sexual que se incrementaron 11,21 por ciento en comparación con el 2016, con el agravante de que las niñas entre los 10 y los 13 años fueron las más afectadas, al punto de registrarse 20 víctimas al día, algo simplemente aterrador en una sociedad que se tilda de civilizada. Si no le meten mano a los expendios de droga dentro de poco seremos el país donde la gente nace con el calzoncillo en el hombro.

Que entre en Valledupar que solo hay buen tráfico a la hora de los partidos del mundial porque entre las vacas, los venezolanos, los mototaxistas y los vendedores de aguacate tienen la movilidad en Valledupar vuelta mierda.

Que los vendedores estacionarios del Balneario Hurtado en Valledupar, a quienes se les ha prohibido vender licor en el lugar se le vuelven la boca agua y los ojos llorosos cuando llegan los borrachos con los guindarejos de cervezas que compran en otra parte y luego dejan la lata a la orilla del río.

Que dentro de cuatro años sabremos si la Alianza que hicieron los políticos en nuestro departamento para la segunda vuelta presidencial fue por el Cesar o, como siempre, contra el Cesar.

Acerca del Autor

Comunicador Social Vallenato. Licenciado en Filosofía, Investigador. Medios: http://larazonvallenata.com . Radio Guatapurí, Antena Cívica.

Deja un Comentario