Esto es lo que Andan Diciendo en Valledupar y Colombia

0
Lo que Andan Diciendo en Valledupar y Colombia

Vargas Lleras

Esto es lo que Andan Diciendo en Valledupar y Colombia: Que altos funcionarios del Estado se aprovechan de sus cargos para ordeñar la vaca y, cuando queda muy poca leche para extraer, salen a decir que esta no les gustaba.

Que la principal fuerza que le ha dado valor a los delincuentes en los pueblos del Cesar, como en Chiriguaná, no es el hambre sino lo ríos de marihuana y bazuco que corren por sus calles con la complacencia de las autoridades.

Que lo que busca Vargas Lleras al Lanzarse como una supuesta alternativa independiente, es su manera de hacerse el de la vista gorda ante los delitos que ha cometido su partido e intentar reconstruir la baja imagen que ha ganado.

Que las especies salvajes se cansaron de esperar que Corpocesar llegara a la sede de la incierta estación Bioclimática y se están mudando en obra negra.

Si bien los estudiantes de la Universidad del Atlántico quedaron como los malos del paseo en el nacimiento de la Región Administrativa y de Planificación del Caribe (RAP), lo que se adelantaron fue a prevenir que esta no se convierta en otra nueva oportunidad para el Rasponazo de los políticos corruptos.

Que hasta lo carromuleros están haciendo fiesta por la falta de autoridad o el negocio del dejar hacer en Valledupar y están haciendo de cada lote, en la ciudad, un basurero.

No es que los barranquilleros sean más vivos que los vallenatos y se quedan con todo lo que nosotros proponemos, es que los vallenatos somos buenos pa’ pensá pero malos pa’ gestioná. Él fuerte de nosotros es parrandía’…

Que todo parece indicar que el doctor Fredy Socarrás “Toco Runcho” con su escuela de paz.

Que la explicación de los pupitrazos a proyectos en el Congreso, las Asambleas Departamentales o los Concejos Municipales es que ante un bojote de plata a cualquiera se le aflojan las rodillas.

Que en las dos últimas elecciones hemos intentado entregarle la administración de Valledupar al Reino de Dios y todo parece indicar que votamos fue por los Fariseos.

Que, además de los dolores y las angustias que nos imponen las enfermedades, ahora nos asalta una enfermedad mayor, ya que por la voracidad de los dueños de las clínicas y su interés de ganancia: no sabemos si las medicinas que nos aplican son para sanarnos o para matarnos.

Que la corrupción es el gran enemigo público de los colombianos. Pero la más indignantes y peligrosa es la corrupción judicial, porque no solo se olvida de la obligación de atajar y castigar a los corruptos, sino que se hace aliada de ellos.

Acerca del Autor

Comunicador Social Vallenato. Licenciado en Filosofía, Investigador. Medios: http://larazonvallenata.com . Radio Guatapurí, Antena Cívica.

Comments are closed.