A ESTO LO LLAMAN DEMOCRACIA EN COLOMBIA

0
DEMOCRACIA EN COLOMBIA

DEMOCRACIA

Por:  José Heriberto Holguín Bejarano

El denominado narcotraficante número ochenta y dos,Álvaro Uribe Vélez,  clasificado como el que pasó de las corrupciones anteriores a la física podredumbre en los ocho nefastos años de angustia para la mayoría de los colombianos, dio lugar a que Juan Manuel Santos el otro cocodrilo del mismo pantano neoliberal, el pueblo colombiano votara por él y tomara uno de los dos caminos del mismo modelo económico, diferenciado solo en la visión práctica de la “paz” con relación a la actitud guerrerista del señor de las tinieblas, porque el fondo de dicho modelo permanece intacto en la realidad evidenciado en la endémica dependencia a los Estados Unidos: continúan las mismas bases militares gringas para controlar la región e indultándole (a los gringos),lo que respecta a violación sexual a niñas de la región por la agresión instintiva y erótica de los invasores, sumado al silencio y olvido de los colombianos en especial de los gobiernos de turno.

Por otra parte, la adopción y copia del modelo educativo, se ha hecho más agotador para que los educadores permanezcan ocupados y solo piensen en llenar formatos que nunca evalúan con un estudio serio posterior,y esa manera “mejorar” la calidad de la misma enseñanza monolítica persiste en ser descontextualizada de las necesidades primordiales.

De otro lado es evidente la práctica educativa de la intromisión de Colombia en otros países hermanos,que se ha tornado cotidiana por creer que la democracia es solo tener derecho al sufragio y votar por los candidatos o el candidato que goza del caudal o capital del padrino,  para repartirlo a los sufragantes en bagatelas transitorias con las cuales también compran la publicidad política pagada a medios existentes cuyo fin intencional es direccionar las miradas  por el candidato de la derecha y en otros casos la ultraderecha, que siempre va o van en contravía de las necesidades del pueblo que sufre la inclemencia de la desigualdad.

De forma semejante, hay que mencionar el código policivo muy cuestionado, que con el ESMAD a bordo como fuerza de choque,actúan contra la protesta justa que con el argumento de antidisturbios se ha dejado a muchos estudiantes, sindicalistas y especialmente campesinos colombianos mutilados y otros fallecidos a causa de la torpeza de estos engendros y barbaridades preparados para ese fin, golpear a sus hermanos conciudadanos.

Hay que mencionar en esta democracia a la droga ambulatoria que merodea por los diferentes territorios del país que con sus efectos han saturado al sistema carcelario con un hacinamiento del 300%.

Sin dejar de lado, la desnutrición cotidiana en regiones fronterizas, caso particular la Guajira,con la cifra de 12.000 infantes muertos por hambre y sed; el Chocó según las cifras oficiales del Ministerio de Salud, a 2013 (las más recientes consolidadas), en ese departamento 35 de cada 100.000 niños mueren por desnutrición aguda severa, cifra por encima de La Guajira, donde 32 de cada 100.000 fallecen por esa causa. En Colombia hay departamentos que alcanzan tasas similares, como es el caso de Vaupés, donde la desnutrición crónica afecta al 34,7 por ciento de los menores de cinco años, o en La Guajira, con un 27,9 por ciento.

Por lo que respecta al abandono en que se encuentran los jóvenes que han caído en la drogadicción, recolectan su miseria humana a través de la basura cotidianamente, la venden para el consumo de estupefacientes que los jíbaros tienen como mercado legalizado en la práctica que ha dado lugar a las líneas invisibles en muchos barrios y solo combaten el cultivo de la coca, la marihuana y la amapola como si fuesen la causa de la mala aplicación o uso de las mismas las cuales las vamos a necesitar posteriormente después de darse cuenta que su satanización fue en vano.Hay que tener en cuenta que al campesino lo utilizan para tal efecto por no existir una política de Estado que ampare al campo. Lo más característico es que el micro tráfico se ha proliferado a la par con sus fuentes, los laboratorios y cocinas de los cuales ya ni se habla de ellas, solo se aparenta combatir el negocio mas no a los productores.

Para finalizar esta descripción radiográfica de la realidad de nuestro democrático país, la solución de elegir entre dos candidatos a escoger: o “la paz o la guerra” prefirieron a Juan Manuel Santos contra Álvaro Uribe Vélez, el expresidente que sembró en su gobierno, la podredumbre nunca jamás vista en la contemporaneidad y quien aún con su grupo más putrefacto, se cree patológicamente el emperador o soberano que hay que volver a elegir, para continuar la ola de crímenes que le hace falta para calmar su sed y hambre caníbal de violencia.

Recordemos que creó un muñeco llamado Zuluaga con su propia voz donde él era el ventrílocuo postulante títere a la presidencia de Colombia quien resultó untado hasta las cachas de toda la asquerosidad de su dueño,cuyo fin es mantenerse en el poder y aplazar más el juicio que las autoridades internacionales deben hacerle y así  el país pueda tomar otro rumbo fuera de sus parámetros de la violencia, del espionaje o interceptaciones ilegales, práctica y pericia normal del uribismo centro democratero que durante los ocho años de gobierno, las entidades de inteligencia descompuesta,intervinieron e interceptaron constantemente los teléfonos de los periodistas de la oposición para entorpecer las investigaciones de los casos  de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, del procurador Ordoñez, de la fiscalía y del Congreso. Y ahora sin ningún examen de conciencia (arrepentimiento), sin ninguna contrición o remordimiento y sin satisfacer con sus obras devolviendo las tierras a sus verdaderos dueños, se lanzan en ristre en una marcha contra la corrupción. ¿Será creerles?

¿Acaso el pueblo debe olvidar que el candidato de Uribe de las elecciones pasadas Oscar Iván Zuluaga, fue sorprendido en la flagrancia en reuniones con un hacker profesional dedicado a intervenir las comunicaciones del presidente de la República y de los negociadores en La Habana?: Había un objetivo claro diseñado por el señor de las tenebrosidades:estropear los diálogos de paz entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC usando combates de calumnias, de desinformación(lo acostumbrado por el Zar de las mentiras Uribe Vélez). El pueblo debe comprender que estas argucias las usó el dictador magnicida Hitler para mantenerse en el poder de un Estado totalitario, y hoy en día lo siguen aclamando y glorificando los que añoran un régimen disfrazado de democracia de derecha y ultra derecha apoyado por el sector financiero: la banca y la industria y el pueblo votante (defensor del paramilitarismo) que lo único que tiene que perder son las cadenas de la ignorancia que los oprime.

Acerca del Autor

Comunicador Social Vallenato. Licenciado en Filosofía, Investigador. Medios: http://larazonvallenata.com . Radio Guatapurí, Antena Cívica.

Comments are closed.