Medimás no ha terminado de instalarse y ya tiene serios problemas

0

*La Contraloría determinó un hallazgo fiscal de $700 millones al evidenciar que MEDIMAS pagó, con recursos que deberían estar destinados a los gastos de administración, intereses de mora en el pago de servicios públicos; pago de bonificaciones a empleados de la empresa; así como pagos a proveedores por el diseño, ejecución y seguimiento de supuestas estrategias de comunicación y relaciones públicas, que no tenían conexión alguna con la prestación del servicio de salud*

MEDIMÁS  usó  recursos destinados al sector salud en gastos administrativos no relacionados con la prestación de estos servicios, reveló igualmente el Contralor Edgardo Maya Villazón, en Rueda de Prensa conjunta con el Procurador, Fernando Carrillo.

Medimás ya tiene serios problemas

Medimás

Las más joven de las EPS de Colombia, Medimas no ha terminado de instalarse y ya tiene serios problemas según una auditoría de la  Contraloría General de la Republica que determinó que ésta giró más de $718 mil 623 millones de pesos de recursos destinados a la prestación del servicio de salud de sus afiliados, a favor de diferentes proveedores médicos, sin la existencia de los soportes legales y sin las garantías necesarias.

De la suma anterior, al cierre del periodo auditado, más de $280 mil milloes, es decir, más del 39%, se encontraban aún pendientes por legalizar, y registraban vencimientos de más de 90 días.

De igual forma más de $261 mil millones, es decir más del 36%, presentaba vencimientos de más de 60 días.

Quiere decir lo anterior, que a 31 de diciembre de 2017 la EPS registró giros por concepto de anticipos, que en cuantía superior a los $541 mil millones se encontraban sin legalizar, tratándose de dineros públicos en poder de terceros, sin que medie ninguna justificación legal para tal fin.

CONTRAVENCIÓN A LA INTEGRACIÓN VERTICAL

La Contraloría pudo igualmente evidenciar, que la E.P.S. MEDIMÁS ha efectuado pagos a empresas garantes, asociadas y/o relacionadas con el grupo Saludcoop y con la EPS Saludcoop, en cuantía superior al 37% de los recursos girados, lo que contraviene la prohibición de integración vertical y constituiría una práctica restrictiva de la competencia al evidenciarse la existencia de un posible grupo empresarial no declarado.

El porcentaje de los recursos girados a empresas relacionadas y/o asociadas, podría ser incluso superior, si se incluyeran los pagos efectuados durante la vigencia 2018.

Llamó fuertemente la atención de la Contraloría, que la anterior EPS CAFESALUD, no transfirió a favor de MEDIMÁS los recursos que por concepto de Reserva Técnica se requerían para la atención de los afiliados trasladados, el pago de incapacidades de usuarios de CAFESALUD y pagos por sustitución patronal.

Ya en su momento la CGR había advertido que CAFESALUD venía reportando pérdidas por más de $13 mil millones a la semana, y la sola Reserva Técnica que debía trasladarse, representaba recursos por más de $33 mil millones de pesos.

Al no haber sido transferidos dichos recursos, MEDIMÁS debió asumir el pago de esos $33 mil millones, con cargo a los recursos recibidos de la Unidad de Pago por Capitación – UPC.

IRREGULARIDADES EN ASPECTOS CONTRACTUALES

De la muestra contractual seleccionada por la Contraloría durante el proceso auditor, se ha podido evidenciar la ausencia de pólizas contractuales, la entrega tardía de las mismas por parte de los contratistas, así como la falta de supervisión a la ejecución de los contratos.

En algunos casos, se han efectuado modificaciones o cesiones contractuales sin el cumplimiento de los requisitos ni de las formalidades propias de este tipo de contratos.

De igual forma, la Contraloría pudo evidenciar cómo, a la fecha de inicio de las operaciones de MEDIMÁS E.P.S., la entidad no contaba con una red formalizada de proveedores para la prestación de los servicios de salud, tal como se requería de conformidad con lo establecido en la normatividad vigente.

INCONSISTENCIAS EN PROVEEDORES

La Contraloría pudo igualmente evidenciar inconsistencias en las relaciones comerciales de la EPS, con empresas que habían sido proveedores de tecnología y de auditorías concurrentes de Saludcoop EPS y de Cafesalud EPS, y que ahora prestan sus servicios a MEDIMAS. Sobre la situación contractual con esas empresas, se determinó lo siguiente:

1. No se encontró evidencias de la existencia de contratos o de convenios. La EPS, sólo a través de cartas de intención, establece las tarifas a pagar y el supuesto concepto de servicio sin el cumplimiento de formalidad alguna por parte de las empresas proveedoras.

2. Se evidenciaron diferencias entre las actividades desarrolladas por los proveedores, y las tarifas cobradas en las facturas presentadas y pagadas por MEDIMAS.

3. Igualmente MEDIMÁS pagó a estas empresas facturas expedidas con fechas anteriores a la misma entrada en vigencia de la empresa.

4. Se evidenciaron también inconsistencias en los informes de supervisión entregados por MEDIMAS.

5. Las facturas reportadas por los proveedores, no soportan la totalidad de los pagos efectuados por la EPS.

GASTOS ADMINISTRATIVOS NO RELACIONADOS

La Contraloría pudo igualmente evidenciar, cómo MEDIMAS pagó, con recursos que deberían estar destinados a los gastos de administración, intereses de mora en el pago de servicios públicos; pago de bonificaciones a empleados de la empresa; pagos a proveedores por el diseño, ejecución y seguimiento de supuestas estrategias de comunicación y relaciones públicas, que no tenían conexión alguna con la prestación del servicio de salud.

Dichos pagos  constituyen un hallazgo con connotación fiscal, en cuantía superior a los $700 millones de pesos.

Acerca del Autor

Comunicador Social Vallenato. Licenciado en Filosofía, Investigador. Medios: http://larazonvallenata.com . Radio Guatapurí, Antena Cívica.

Deja un Comentario